miércoles, 10 de febrero de 2016

VIGO Y VILANOVA DA CERVEIRA, PORTUGAL. RELAJANTE ESCAPADA

16 y 17 de enero: En la Naturaleza

   
   Tenía que estar en Vigo a primera hora del sábado. Así que, salimos el viernes por la tarde, dormimos cerca del puerto y una vez solucionado el motivo que nos llevaba hasta la ciudad olívica, nos acercamos a la playa de Samil. El día estaba precioso.
   


La playa de Samil está situada en un entorno urbanizado en la ensenada de Samil, entre Cabo do Mar y Punta Lagares. Se dispone en forma de concha, con base de arena de color blanco y grano fino. Está resguardada aunque es algo ventosa y de oleaje moderado, lo que favorece la práctica del baño. Se puede acceder a la misma mediante la línea de autobuses urbanos con dirección a Samil. Este gran arenal destaca por su gran longitud y por el paseo marítimo que lo bordea. Cuenta con zonas verdes acondicionadas, piscinas para niños, parques infantiles, toboganes acuáticos, bares, restaurantes y un sin fin de servicios accesorios. Está vigilada. El puerto deportivo más próximo es el de Vigo y El Hospital más cercano es la Residencia Xeral-Cies. (www.turgalicia.es)


   Nos resultó muy muy fácil aparcar en primera línea de playa porque, aunque había mucha gente paseando y disfrutando del sol de enero, no era comparable a un día de verano donde hay que tener mucha suerte para poder encontrar un sitio.
   Desde allí hay muy poca distancia a VILANOVA DE CERVEIRA (lugar sobre el que tengo pendiente una entrada y que espero pronto publicar). Unos 33 km yendo por autopista y sobre 50km si vas por carretera. Nuestra elección fue la segunda, teníamos tiempo.



   Antes de llegar a Vilanova, hay que girar a la derecha y tomar la ECOPISTA. Uno nunca imagina la maravilla que le espera al final de esta carretera. En España las llamamos VÍAS VERDES. En la entrada que publicaré pronto, pondré algunas fotos de un tramo que hicimos en bici, casi casi hasta Valença.


   No había apenas nadie, mucho sitio para aparcar y una tranquilidad sublime. Recordamos a nuestros amigos Manuel y Sonia que nos la enseñaron. Siempre hablaban de este lugar y nos decían que nos encantaría y así es. Gracias chicos, por un regalo así y por los recuerdos de aquel fin de semana de furgos.


   Es un espacio sereno, con mesas y bancos, columpios y un más que agradable paseo junto al río, un carril bici y una cafetería que no siempre está abierta.


  Comimos tranquilamente junto al río, disfrutando del sol de enero.






   Llovió durante toda la noche, estábamos solos. Por la mañana no se escuchaba ruido ninguno. El desayuno fue lento y dulce. No hacía frío, aunque se notaba la humedad.





   La lluvia nos acompañó durante todo el camino de regreso... Y atravesamos el puente sobre el río Miño que separa ambos países.
  Hasta pronto, nuestro bienquerido Portugal.


6 comentarios:

  1. Hola Patricia. Os devuelvo la visita encantado de conocer vuestro blog. Más ideas para viajar!. Enhorabuena y muchos kilómetros!.
    Iván. @furgoblog

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Iván, es una suerte poder compartir esta manera de vivir y viajar.
    Hasta pronto, me ha encantado la visita.

    ResponderEliminar
  3. Preciosas fotos Patricia, muy sugerentes. Qué casualidad! Conocemos Vilanova de Cerveira de un viaje de hace ya bastantes años...Espero que nos sigas contando cosillas de esa zona, nos encanta.
    PD: Muy cuquis las fotos del desayuno.
    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, espero poder publicar pronto la entrada sobre Vilanova y la feria.
      Las fotos del desayuno a mí también me encantan, fue una bonita mañana.
      Abrazos.

      Eliminar
  4. Hola Patricia, me gusta mucho tu Blog. Perroflautadeluxe

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jordi, bienvenido.
      Hasta pronto.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...