lunes, 27 de abril de 2015

Paella en Nigrán


   Con un sol de primavera y muchas muchas ganas de encontrarnos, Manuel organizó una paella para 20 amantes del mundo camper.
   Comenzó la aventura el viernes 10 de abril. Salimos rumbo a Santiago donde pasamos la primera noche en una zona tranquila a unos metros del Centro comercial As Cancelas. Sin duda lo recomendamos, pues es un lugar tranquilo, sin ruidos y sin luz por la noche.
   El sábado se presentaba lleno de aventura, salimos hacia Pontevedra casi a mediodía, comimos en Nigrán y por la tarde nos reunimos en Baiona con otros dos aventureros. ¡Ya éramos seis!
   Un poco de turismo por esta bonita ciudad en la que por cierto, es difícil aparcar. Yendo en furgoneta o autocaravana, es recomendable hacerlo a la entrada y callejear a pié para no perderse sus bonitos rincones.

   Arte, bonitas tiendas y olor a mar.
   Pensando en el verano y disfrutando de la hermosa vista del castillo con los yates meciéndose apaciblemente, decidimos darnos un capricho en una heladería increíble.
Todas las posibilidades, formas, sabores y colores.
Un capricho... delicioso.
   Una parada para comprar un buen churrasco y algunas cosas más para la cena y el postre del día siguiente... Cenamos y compartimos risas y bricos.
   Sin duda, el premio estrella fue para Adric y su Scenic camperizado. Nos quedamos sorprendidos cuando llegó la hora de dormir y vimos las increíble transformación. ¡Sorprendente!

   Domingo 12 de abril, desayuno compartido y... manos a la obra. Sobre las dos, ya estábamos todos.
   Las paellas salieron de maravilla, comimos felices y alargamos la sobremesa hablando de toldos, portabicicletas, placas solares, homologaciones... viajes...
   Manuel, propuso una visita al mirador antes de despedirnos. Los que venían de más lejos y los que tenían niños pequeños, no subieron; para los que sí lo hicimos, conocer este lugar fue un regalo maravilloso. Mirador de Montecastelo en Parada Do Miñor.
   Aunque el acceso es difícil pues son pistas sin asfaltar... merece la pena. Hay mesas y barbacoas.


   Con el sol cayendo, tocaban las despedidas y el deseo de vernos muy pronto.
   Gracias Manuel por invitarnos y hacer posible estos mágicos días de furgo y amistad.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...