jueves, 26 de julio de 2018

FERIA MADRID CARAVANING. Febrero 2018

    Jorge hacía tres semanas que estaba en Madrid, así que no me lo pensé dos veces: las vacaciones de Carnaval, las pasaríamos juntos.
   Ya no quedaban plazas en los trenes del viernes 9 por la tarde y viajar en el Alsa me hacía dudar de los horarios pues continuaba el temporal de frío y nieve azotando con fuerza, especialmente a Castilla. 
    Saqué el billete por internet, todo en orden: AVANT con salida de Coruña a las 11.40h, transbordo en Orense y llegada a Madrid a las 17.54h ¡Qué emoción!


   Viajar en tren es para mí algo mágico y tan lleno de recuerdos... Mis tiempos de estudiante... Tantos sueños...


   Siempre me acompaña una buena lectura, en este caso... LIBRO A ESTRENAR. Una historia de mujeres durante la Segunda Guerra Mundial ambientada en Francia. Estoy segura de que me va a encantar.


   ¡Madre mía! Había olvidado lo cara que es la cafetería del tren: 2€ un descafeinado y encima sin opciones en cuanto a variedades de leche, de pan... En fin... Que se han quedado estancados en otros tiempos y, si se asomasen a los vagones, verían que la mayoría de los viajeros se traen su propio bocadillo. Mejorando su oferta, tendrían más clientes y eso abarataría los precios. Pero, no soy economista, así que... Lejos de establecer un debate sobre este tema... Me quedo con el aroma del
café, mis vistas y un trayecto, que ya conozco, y a la vez redescubro. 
   ... La estación de Puebla de Sanabria, inolvidable, misteriosa y con el encanto de su historia, su piedra y sus rincones...
   Muchísima nieve en Segovia, paisaje blanco y precioso. Mientras hablaba con madre por whatsapp, veía el manto cubriéndolo todo y pensaba en muchos viajes, antes de la autovía, en cadenas y vasos
de leche caliente. Me mandó entonces esta imagen:

     
   El tren llegó puntual. Madrid estaba helado, pero tan bullicioso como siempre. 
   La furgoneta aparcada en el Madrid Arena con todas las comodidades. Y, desde allí... caminando y a unos metros: 




   Era la primera vez que entrábamos en este pabellón y nos sorprendió lo grande que es, muuuuuucho espacio para muuuuuuuchas opciones llenas de ensueño.


   Muchos preparadores nacionales y extranjeros se daban cita en esta nueva edición de la FERIA DEL CARAVANING y para nosotros: era el momento de tomar ideas, de fijarnos y de pensar en las mejores opciones de diseño y espacio para nuestra nueva furgoneta. ¡Qué nerviossssss!


   Dicen que la primera es siempre para aprender, pero yo pienso que siempre estamos aprendiendo porque la vida va cambiando y nuestros gustos, nuestras preferencias... también.
   La visita fue larga, comimos allí dentro y continuamos un rato más por la tarde.


   Con la mente llena de ideas y la imaginación volando y volando... regresamos a casa acompañados de la banca nieve y de un mundo de sueños.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...