martes, 9 de febrero de 2016

Camino de regreso

4 y 5 de enero: de Madrid a casa


   Emprender el camino de regreso es como un proceso que sabes que debes realizar, un "requisito cargado de un montón de sensaciones, de emociones y ya... de recuerdos. En nuestra forma de vivir está la idea de que el viaje comienza desde el mismo instante en el que nos subimos a la furgoneta o incluso antes, cuando la ilusión y los preparativos invaden de forma estrepitosa la rutina. Y acaba en el momento en que nos bajamos de la furgoneta ya en casa, con la idea de que el buen sabor de la aventura dure y dure.


   
   Nuestra escala en Madrid se detuvo por unas cuantas horas más. Tuvimos tiempo de comprobar la cantidad de foneras que hay, de hacer algunas compras como este libro que tantas ganas tenía de leer, de pasear, de disfrutar de una agradable cena... Queríamos darle una sorpresa el día cinco a mi madrina pues es su cumpleaños. Fue fantástico estar juntos.


   El tiempo se presentaba frío y, ante el anuncio de la primera nevada, decidimos ir por autopista.
En Espinosa de los Caballeros, comimos en esta área ya conocida y casi habitual.


   Y... ¡Por fin, la nieve! Nevaba cuando subimos el Manzanal y cuando pasamos por Piedrafita.
   


   Paramos en Lugo, en el centro comercial AS TERMAS para las últimas compras y... rumbo a casa. Había que acostarse temprano no fuera a ser que LOS REYES nos encontrasen despiertos.



3 comentarios:

  1. "Este área"=no
    Esta área= sí

    Un refrán dice: de "este agua" no beberé, de esta agua sí.

    Corrija ese desaguisado y échele un vistazo al porqué y verá que todo, gramaticalmente, funciona mejor.
    Y no está admitido por ninguna "real academia, ni siquiera en la gallega"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Corregido, muchas gracias y bienvenido.
      Hasta pronto.

      Eliminar
  2. Ahí da gusto.
    Con un blo interesante, como de itinerantes, titiriteros añorados, humildes y geniales representadores; viajeros imposibles que se mueven ustedes en el mejor barco sobre ruedas que les aporta conocimiento y mal sabría ver esos gazapos.
    Qué da gusto seguirlos en el recorrido.
    No era por molestar, ni corregir, sólo por el bien hablar para no dejarse llevar del vulgo que para eso ya tenemos a los del partido popular, panda de esbirros
    mortales metidos a cochinos. Refocilo de pestilentes lamas y otros barros.
    Me alegro de su revisión de textos y de esos viajes tan cordiales.
    Esas lentejas deben estar para zamparlas.
    Con tan buen desayuno me hago yo de un tirón hasta Berna y ni paro en Junquera; paso raudo Le Boulou, Le Perthus, Lion y tomo manta y carretera...por Perly, subo hasta Flamatt y me acomodo por cercanías la tren próximo.
    Sean prudentes.
    Ahora sí...
    Saludos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...