martes, 22 de diciembre de 2015

VIAJE DE VERANO / Día 35: 24 de agosto de 2015

TAZONES - CASTROPOL - ILLA PANCHA - RIBADEO - PRAIA DAS CATEDRAIS


   Me desperté muy temprano, el cielo todavía comenzaba a abrirse. Decidí entonces que aquel lugar bien merecía una de mis "escapadas madrugadoras"... y  no lo dudé.
Tazones guarda la esencia de la aldea asturiana, pero en este caso de una aldea peculiar, con hórreos, pero abierta al mar, con aires de villa. Los recovecos de su fisonomía se parecen a los pliegues caprichosos de una red que descansa en el puerto y que ha atrapado a sus 300 habitantes. Por aquí y por allá encontramos líneas, pequeños caminos que se cruzan con otros en un laberinto amable. (deasturias.com)
   A pocos metros de donde pasamos la noche, estaba esta bonita iglesia: La Iglesia de San Miguel.
   Desde allí, pequeñas callecitas hacia el puerto. Llenas de encanto, de color, de sabor a mar.
El olor a sidra, marisco y pescados nos alcanza en la vía principal. Existe una oferta apetitosa de chigres y restaurantes que se nutren de la pesca autóctona. Una labor que se trata con mimo y que cuenta con puerto, cofradía, cetárea e instalaciones marineras para su desempeño. Lo que no vemos es ninguna ballena porque Tazones ha dejado atrás esa etapa de puerto ballenero, el que le dio fama de villa intrépida.
La fama también le atribuye carácter regio. La realeza de Tazones le viene de herencia. Aquí se dice que desembarcó nada menos que Carlos V, dueño de un imperio inabarcable, en su primer viaje a España el 19 de septiembre de 1517. Imaginamos que su desembarco en el Tazones finito fue como pisar un planeta minúsculo pero muy bello. Llegaba para hacerse cargo de su corona y en Tazones inició el descubrimiento de su reino ibérico.
Esta es una de las muchas razones y méritos por las que el pueblo ostenta el título de Conjunto Histórico Artístico del Principado de Asturias. (desatarais.com)
   ¡Qué bonitas y cuidadas todas las casas! Pintadas de vivos colores, alegran a los turistas y a los habitantes de este bonito pueblo pesquero.
   Curiosa y espectacular la casa de las conchas en el barrio de San Roque.
   Calles empedradas, adornadas con motivos marineros y tiendecitas llenas de encanto como esta de la foto de abajo en la que no pude resistirme a una de sus coquetas camisetas de pirata para mi ahijada.


   Entré en uno de los bares, casi el que me pareció más antiguo y me pedí un café con leche. Escribí mientras esperaba a Jorge.
    Continuamos callejeando los dos, disfrutando de cada rincón, de cada piedra.
   Para cualquier turista, Tazones tiene un encanto inolvidable. Un poso de historia y un puerto de color.
   Nos fuimos sabiendo que volveremos.
   Lejos de la tradición, comimos en plena ciudad antes de casi despedirnos de Asturias.
   Regresar fue recorrer un camino de verde y mar.


   Ya nos quedaban menos kilómetros y decidimos parar justo antes de cruzar el puente que une Galicia con Asturias. A la derecha hay un desvío que lleva a este precioso rincón de la costa.


   Sin duda, un lugar ideal para ver un hermoso atardecer. No cambiaría por nada esta sensación de libertad, de paz.

El cielo se rompió en violetas, anaranjados y azules.
   Y... LLEGAMOS A GALICIA. 35 días de inolvidable periplo.


   Alimentando cada instante con ilusión por descubrir, por conocer; Jorge guardaba una carta bajo la manga y la iba a mostrar antes de que la noche llegara.


   Su sorpresa era la visita a esta isla: ILLA PANCHA. Justo al cruzar, frente a ella la playa de Castropol donde vimos la caída del sol.


   La costa se mostraba gallarda, salvaje. Pensé en aquel lugar durante un temporal. Impresionante.
   Ya en nuestra tierra, no podíamos menos que ir al GALIPIZZA de Ribadeo a cenar. Si no conocéis esta franquicia, os la recomiendo encarecidamente. Cocinan productos de primera calidad fusionando los sabores de Italia y América con nuestras más profundas raíces. Tal es así, que las pizzas llevan quesos de aquí como el de Tetilla y el de San Simón, pulpo, lacón, grelos...


   Paseo nocturno por Ribadeo y... noche junto a una de las playas más hermosas que conocemos: A PRAIA DAS CATEDRAIS.
   Ya sólo quedaba registrarse en la página para poder bajar mañana pues ahora las visitas son restringidas con el fin de preservar su belleza natural.





















2 comentarios:

  1. De los mejores post que hiciste en este viaje.
    Enhorabuena.
    Un abracito

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué ilusión que me lo digas tú! Gracias tío. Un beso enorme.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...