lunes, 28 de septiembre de 2015

VIAJE DE VERANO / Día 27: 16 de agosto de 2015

BAYEUX - ARROMANCHES - CAEN


   Amaneció el domingo con un cielo casi despejado sobre Bayeux, todo estaba tranquilo.
      Preparamos el desayuno en la furgoneta para los tres y, mientras ellos intercambiaban series y películas de los discos duros a sus ordenadores, yo leía y escribía. Casi cerca de las once, decidimos levantar el campamento rumbo a ARROMANCHES, dejando atrás la batería de Longues.



   Aparcamos y descubrimos un bonito mercadillo por las calles. El museo está frente al mar y allá nos fuimos.

   En el agua, a pocos metros, todavía se pueden ver restos de uno de los puertos artificiales Mulberry, construidos a través de bloques de hormigón con la idea de que en ellos se pudieran descargar materiales para la invasión.

   Me hubiera gustado llegar a ellos, con la marea baja es posible. ¡Qué impresión!
   Ayer y hoy, fragmentos de estas pasarelas, obstáculos, búnkers, tanques...


   Arromanches les Bains es un pequeño pueblecito situado justo en el corazón de la sangrienta zona que vivió el desembarco. Hoy en día, principalmente turístico, muestra su encanto y el recuerdo de aquellos días en una mezcla extraña, pero serena.

   En la entrada del museo, cogimos el trenecito gratuito que sube hasta el CINE CIRCULAR. Aunque está a poca distancia, la subida es muy muy empinada.

   Eso sí, las vistas son espectaculares y el paseo entre las bonitas casas... lleno de encanto.

   Desde arriba, el corazón del Desembarco s veía imponente y calmo. Un mar inmenso y los bloques testigo de la Guerra. Subir hasta allí merecía la pena.

    Disfrutamos de las vistas y entramos en el CINE CIRCULAR.

   La entrada para un adulto es de  cinco euros, gratuito para los niños menores de 10 años y los veteranos de guerra. Nosotros conseguimos la de los tres por 9,50.

   Paneles y fotografías recogen el testimonio de aquellos días. Debió ser impresionante ver sobre aquel mar los 1.213 barcos de guerra y las 4.126 barcazas de asalto.
   

   La proyección tiene una duración de media hora. Cuando pudimos entrar, nos quedamos sorprendidos al ver la pantalla, bueno... las pantallas.
   Nueve pantallas recogen la historia del terrible episodio bélico de Normandía durante la Segunda Guerra Mundial.

   Con un sonido envolvente de excelente nitidez, documentos inéditos  e imágenes impactantes... 

   No podíamos dejar de asombrarnos, de conmovernos. Y lloramos ante aquello que tan próximo todavía nos queda, deseando que no suceda de nuevo jamás. Me hubiera encantado quedarme a la siguiente proyección, pero no era posible. Las puertas se abrieron y nos vimos en un segundo, en la tienda de souvenirs donde me llamó la atención la cantidad de libros sobre la Guerra, de novelas, de series y de películas.
   Dejamos el cine circular profundamente conmovidos. Sin duda, lo recomiendo, nadie interesado por conocer lo que allí se vivió puede perdérselo.
   Y bajamos a Arromanches andando. Era ya mediodía.
   Estando a poco más de media hora de Caen, decidimos ir allí a comer. Álvaro todavía tenía unas tres horas hasta su casa y al día siguiente tocaba madrugar.
   Cumplimos el deseo de Jorge y fuimos a LES TROIS BRASSEURS. Álvaro nos invitó a una  deliciosa comida y charlamos animadamente sobre lo que habíamos visto en estos dos días. Nuestro encuentro tocaba a su fin y ello nos apenaba a la vez que nos llenaba de ilusionados propósitos de vernos pronto, de encontrarnos en Zamora o en Galicia o... ¡Quién sabe!... quizá nuevamente en Normandía. La verdad es que él es de esas personas que te llegan al corazón, que de repente se cruzan en tu vida y parece que las conoces desde siempre.
   Fuimos a tomar un café de despedida y nos regaló un imán de Normandía que compró en el museo sin que nosotros nos diésemos cuenta. 
   Con él en nuestra nevera y con tu sonrisa en nuestro corazón. Hasta pronto, Álvaro.

2 comentarios:

  1. Cuando yo estuve ni trenecito ni museo , que suerte de visita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué alegría que hayas pasado por aquí, Berbe!
      Y qué lástma que no lo hubiera, bueno... siempre sería un excelente motivo para volver.
      Hasta pronto.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...