domingo, 2 de agosto de 2015

VIAJE DE VERANO / Día 10: 30 de julio de 2015

ANDORRA
   Sin prisas y sin madrugar nos levantamos muy tarde. Durante toda la noche estuvo lloviendo sin parar y aún continuaba haciéndolo. Una ligera nueva envolvía las montañas y la temperatura había bajado considerablemente.
   Nuevamente estábamos solos en el área. El paisaje soleado de ayer había traído a numerosos excursionistas que hoy habían desaparecido por completo, dotando de un callado misterio al silencioso lugar, únicamente avivado por el incansable sonido de la lluvia.
   Emprendimos el descenso despacio temerosos del agua sobre el asfalto, las pendientes y las pronunciadas curvas.
   Callejeamos en la furgoneta recordando lugares en los que estuvimos hace dos años y descubriendo otros nuevos.

   Llovía muchísimo y cuando por fin vimos la lavandería no había posibilidad de estacionar y el aparcamiento en el que poder dejar la furgoneta estaba a bastante distancia. La nuestra mide 2'20m de alto y no en todos podemos entrar, o bien por la barra o bien porque no lo permiten. Con paciencia, dimos otra vuelta y tocados por la fortuna que nos acompaña, encontramos un sitio.

   La experiencia fue única. Dos bolsas grandísimas de ropa y en una hora, listas para llevar.
   
Cargamos la de mayor capacidad: 6,50€ el lavado y 30 minutos de duración.
   El detergente y el suavizante se cogían aparte en otra máquina, costando 50 céntimos cada uno.
   Otros 30 minutos de secadora y 3,50€ el programa.
   Por 11€ la ropa limpia y seca, benditas máquinas. 
   De la lavandería a uno de los auto servicios conocidos de comida rápida para poder tener conexión y así hablar con los nuestros, actualizar el blog y mirar nuevos planes y rutas. 
   Continuaba lloviendo y eso nos hacía temer que no se celebrase el espectáculo de EL CIRCO DEL DOL para el que teníamos las entradas.
   Aprovechamos la tarde para llenar el depósito. A 0'955 el litro de gasoil, no está nada mal.
   Y para hacer compra en el E. LECLERC que hay casi a la salida dirección a España. A la entrada un gran dinosaurio nos recibía, pensé entonces en mi pequeña ahijada Alejandra y lo mucho que le gustaría verlo.
   No todo es más barato aquí, principalmente en lo que se refiere a la comida. Aún así por casi 50€ nuestro carro iba lleno. 

   Con lluvia salimos de allí rumbo al centro de Andorra para aparcar, eran casi las nueve y el espectáculo STORIA empezaba a las diez.

 

    Un aparcamiento justo delante del recinto era nuestra salvación. 

  Hacía dos meses que teníamos las entradas. Las consiguió de manera gratuita dentro de una promoción del turismo por parte de Andorra. Estábamos ilusionados y recordábamos cuánto nos había gustado hacía ya casi cuatro años en Madrid. 
   Dentro del recinto, cafetería y baños. Al ser al aire libre, no se permitían paraguas. A la venta y por 5€ cada uno, unos chubasqueros publicitado Andorra que pronto tiñeron todo de un azul mágico.

   Fue realmente espectacular, único. Una hora de ilusión, acrobacias y elegancia en la puesta en escena que nos dejaron con la boca abierta a todos los allí presentes. 
   Podíamos hacer fotos y vídeos sin flash, en mi teléfono imágenes e inágenes llenas de Arte que aquí no pondré por respeto. Qué previsión en los movimientos. Cuando los hombres pájaro saltaron a muchos metros de altura no pudimos reprimir nuestro asombro, cuando danzaban sobre el aire jugando con una esfera, pensamos que volaban.
   Todos los números causaban sorpresa y admiración regalándonos un mundo de ilusión, magia, luces y música.

   Una vez terminado, salir del aparcamiento fue complicado por la cantidad de coches realizando la misma maniobra. De camino al área en la que íbamos a dormir pararíamos en otra que está casi en el centro y en la que se pueden vaciar grises de manera gratuita de 22h a 8h. 
   Fue entonces que, en un semáforo, vimos una T5 con la pegatina del foro. Nos pusimos delante, saludamos y nos respondieron. Para nuestra sorpresa, iban al mismo sitio. Así que... Agradable charla con una pareja de Bilbao que iba a Italia. Qué pequeño es el mundo y cuántos los foreros!
   Pasaban de las doce cuando aparcamos. El área está bajo un centro comercial ya casi llegando a España. 21 autocaravanas conté y el ruído del río nos durmió.



2 comentarios:

  1. Te leo y descubro a través de esta ventanita bonitos lugares llenos de magia. Está siendo un viaje fabuloso. A veces echo de menos no veros a vosotros junto a esos espectaculares paisajes... Seguid disfrutando. Un beso muy grande para los dos

    ResponderEliminar
  2. Qué ilusión! Me alegra mucho mucho tu comentario y que me sigas a tantos tantos kilómetros de distancia. Ahora mismo te mando unas fotos.
    Besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...