miércoles, 1 de julio de 2015

Arcade, Redondela...

Viernes 26.06.15
   Apenas unos minutos al llegar de trabajar. El tiempo justo para cambiarme de ropa y ultimar un par de cosas. A las 14h. ya estábamos en la carretera con dirección a Arcade donde nos esperaba Adric para echarle una mano a Jorge con el depósito de aguas grises.
   Poco tráfico, sol y una agradable brisa.
  Paramos a comer en una carballeira en Cuntis: la carballeira de Troáns.



   Una vez en Arcade, nos acercamos hasta el garaje en el que Adric guarda su furgoneta ¡Ya casi está lista! Qué emoción haber ido viendo poquito a poco cómo iba preparándola. Le está quedando estupenda. Sin duda, estrenarla este verano, será muy emocionante.
   Buscando un lugar tranquilo donde poder trabajar, de su garaje en Arcade nos fuimos a la playa fluvial de Comboa. ¡Qué lugar tan bonito!
   Tranquilo y muy bien preparado, tiene escaleras cómodas para bajar al agua, duchas, mesas y barbacoas.
   Con la subida de la marea, hay más nivel de agua y se puede nadar con facilidad pues no hay remolinos ni corrientes fuertes.
   Hay sombra y buen aparcamiento.

   Mientras ellos trabajaban, nosotras charlamos y paseamos.
   Dejamos Comboa cuando ya estaban encendidas las farolas, pasaban de las nueve y todo se llenaba aún de mayor quietud.
   Tras una cena de picoteo en un lugar recomendable justo al subir de la playa fluvial, nos acompañaron al sitio en el que dormiríamos: la playa de Cesantes.
   Jamás imaginamos la sorpresa que el amanecer nos trajo.
El sitio era tranquilo y sabíamos que estábamos junto al mar...

Sábado 27.06.15
   Con las primeras luces del día, tomamos realmente consciencia del lujo de estar a tan pocos metros, en primerísima línea de playa. Frente a nosotros: A Illa de San Simón y el puente de Rande.
   Un largo paseo por la orilla y un baño estrenando la playa fue el mayor regalo en una mañana de luz y sol.


   Abrir las puertas traseras y sentir el mar, la arena y la libertad.
   Poco a poco se fue llenando Cesantes, cuando nos fuimos adornaban ya la arena toallas y sombrillas. Salpicaban en la orilla los bañistas y el aparcamiento estaba casi repleto.

   De la playa, al área de caravanas de Redondela.
   ¡Vaciado listo! De allí a Mos a hacer unas compras y de nuevo a Redondela. Aparcamos en el centro, justo bajo el puente para que quedase a la sombra la furgoneta y nos tomamos algo fresquito en una terraza antes de comer mientras veíamos una autocaravana justo enfrente.
   Pasamos la tarde y nos despedimos de Adric y Alba. Desde aquí nuevamente muchas muchas gracias por la ayuda, la compañía y estos dos rincones tan maravillosos. Cuando el sol comenzaba a caer, partimos para Ourense.
   Sobre las 21h. estábamos en la gasolinera de Reza.
   Vaciamos el potti aprovechando las instalaciones.

   Nuestra idea de lavar la furgoneta en el túnel de camiones no pudo ser pues el portabicis no lo permite.
   Cena con Iván, amena conversación y rumbo a las termas de O muíño. Un broche de oro, relajación y salud que recomiendo pues es una experiencia única, principalmente por la noche.






2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...